Saltar al contenido

Pavimento de imitación a madera: la gran solución para tu salón

por-que-poner-suelo-imitacion-madera-en-el-salon

Diseñar y decorar todo un hogar es una tarea más complicada de lo que puede parecer de antemano. Muebles, menaje, paredes y suelos deben tener una concordancia entre sí, además de tener siempre presente el estilo que nos guste: rústico, vanguardista, acogedor… son muchas las opciones.

En cuanto al salón, está claro que es una de las estancias más importantes, ya que es donde más tiempo solemos pasar. El sofá, la tele y en algunos casos la chimenea o la mesa de comedor, completan un lugar para disfrutar en familia o para relajarse en soledad, cuando es posible. A la hora de decorarlo, de nuevo hay que tener en cuenta muchas cuestiones y el pavimento es una de ellas. Elegir un buen suelo, que no resbale, se limpie fácilmente y sea resistente es algo clave, por ello hoy os damos una solución que abarca todo ello, el pavimento de imitación a madera.

¿Por qué poner suelo imitación madera en el salón?

Muchos son los enamorados de la madera, un material que aporta un aire acogedor, rústico y agradable en todo ambiente en el que aparece, ya sea en la decoración, en los revestimientos de paredes o en el pavimento. Pero su colocación, mantenimiento o limpieza se vuelve algo complicado cuando hablamos de madera natural. Es un material delicado y que requiere de importantes y habituales cuidados.

Sin embargo, un pavimento cerámico imitación madera es una gran opción para tu salón, para otras habitaciones interiores y también para exteriores, gracias a sus estupendas condiciones. Y manteniendo siempre esa calidez que te da la madera en cualquier lugar que la coloques. De esas condiciones óptimas de la cerámica o gres porcelánico pueden destacarse una serie de ventajas con respecto a otros tipos de pavimentos.

Ventajas de poner pavimento imitación madera en el salón

Ventajas de poner pavimento imitación madera en el salón

Como decimos, elegir un suelo de imitación madera presenta grandes ventajas.

  • Su precio: un pavimento porcelánico es bastante más barato que un suelo de madera natural, pero también tiene un precio menor que otros tipos de pavimentos. Esto unido a su gran calidad, le hacen ser la mejor opción para el salón y cualquier otra estancia de tu hogar.
  • Variedad de diseños: los pavimentos imitación madera tienen una gran variedad de modelos y diseños (marrones, beige, grises, blancos…) para adaptarlos a cualquier tipo de decoración y estilo, algo difícil de encontrar en la madera natural o con un precio demasiado alto. Además, su parecido a esta materia prima es muy alto, con sus formas y vetas, incluso con modelos con nudos que aportan un realismo total.
  • Resistencia y durabilidad: la cerámica o el gres porcelánico son materiales muy resistentes a pisadas, saltos, golpes o elementos muy pesados, por ello es perfecto tanto para interior como para exterior, y por supuesto, para el salón, una de las habitaciones con más tránsito. Esto y su fácil mantenimiento, permiten que tenga una mayor vida útil, es decir, que dure más años en buen estado.
  • Fácil limpieza: a la hora de limpiar el pavimento imitación madera para salón tendrás mayores facilidades que con suelos más delicados como los de madera natural. Simplemente con un paño húmedo podrás limpiar cualquier mancha, debido a su bajo nivel de absorción. Pero además, no tendrás problemas a la hora de utilizar productos de limpieza, que sí pueden dañar otros materiales.
  • Nivel de absorción: lo acabamos de comentar, el pavimento porcelánico de imitación madera posee un bajo nivel de absorción, una gran ventaja no solo para la limpieza. Esas condiciones permiten que soporte mejor la humedad y las condiciones climáticas, por lo que también es perfecto, para baños, terrazas, patios… y así mantener una misma línea de estilo en toda tu casa.
  • Fácil colocación: la última ventaja, aunque no por ello la menos importante, es su mayor facilidad en la colocación. Aunque siempre recomendamos que la colocación la realicen profesionales expertos en la materia que te ahorrarán tiempo y podrán solucionar cualquier incidencia en el terreno. Pero sin duda, esta mayor facilidad, es una de las cuestiones que abaratan el precio de este tipo de pavimentos.