Saltar al contenido

Pavimento exterior: Qué debes valorar antes de comprarlo

La gran variedad de diseños que nos ofrece hoy en día la cerámica para pavimento exterior hacen posible que las combinaciones sean prácticamente infinitas, pero, ¿Que debemos tener en cuenta si queremos que nuestro pavimento exterior sea resistente y duradero? 

Las principales características del pavimiento exterior

El primer paso y aspecto más importante a tener en cuenta para la elección de nuestro pavimento exterior, es que tipo de cerámica vamos a elegir: pasta roja o porcelánico. 

Nuestro consejo indudablemente es la elección de porcelánico. Sus características técnicas hacen que sea un material muy duradero y que nuestra elección sea un acierto seguro. A continuación, las enumeraremos: 

Antihielo

El porcelánico tiene una baja absorción de agua, por no decir casi nula; esta es la razón que le hace resistente a las heladas y a las bajas temperaturas (el agua no penetra en la pieza y en su cambio de estado de líquido a solido no rompe).

Así que, si vivimos en zonas frías, será nuestra mejor opción para pavimento exterior.

Dureza y resistencia

El tipo de pasta que se utiliza en su fabricación y la cocción a altas temperaturas, hacen que sea un material altamente resistente a los impactos.

Puede soportar un alto tránsito y el paso de vehículos o materiales pesados. ¡Perfecto, por ejemplo, para nuestras zonas de aparcamiento!

Antideslizante

Disponemos de dos tipos de acabados para pavimento exterior, liso o antideslizante. Debemos planificar bien, que tipo elegiremos para cada uno de nuestros espacios. Para zonas exteriores como alrededores de piscina o jardines descubiertos, necesitaremos un acabado antideslizante.

Y para zonas cubiertas, como puede ser una terraza techada pero abierta, utilizaremos un acabado liso. Con esto conseguimos por una parte seguridad y por otra parte un fácil y optimo mantenimiento.

El acabado antideslizante es áspero y rugoso, por lo que debemos tener en cuenta que será mas fácil limpiarlo directamente con agua, por ejemplo, con una manguera, que no con una fregona. Las series start y neutra nos ofrecen los dos acabados.

Limpieza

Como ya hemos mencionado antes, el porcelánico tiene una baja absorción de agua o líquidos, aspecto que hace que las posibles manchas queden en la superficie de la pieza y sean fácil y rápidas de limpiar. Sin dejar ningún tipo de rastro o marca. 

La pasta roja, para presupuestos más ajustados

Hasta aquí os hemos contado las ventajas del porcelánico para uso como pavimento exterior. Pero si tenemos un presupuesto mas ajustado, la pasta roja es un poco más económica que el porcelánico.

 Hay que tener en cuenta, que, si optamos por la pasta roja para pavimento exterior, no debemos vivir en zonas frías, ya que no son antihielo y en poco tiempo el material empezaría a agrietarse debido a las bajas temperaturas como hemos explicado más arriba.

Lo utilizaremos en zonas que tenga un tránsito moderado y no de vehículos o materiales pesados. 

En cuestión de deslizamiento, en pasta roja también podemos encontrar modelos antideslizantes. Como la serie tavascan.

Si utilizamos modelos esmaltados, no de tipo barro natural que no lo están, también tienen una fácil limpieza ya que el esmaltado de su superficie hace que las manchas no penetren y sean fáciles de eliminar. 

Hasta aquí, os hemos contando las posibilidades a nivel técnico para pavimento exterior. ¡En el siguiente post os hablaremos de la gran variedad de diseños y combinaciones para pavimento exterior y triunfar en vuestros proyectos!